lunes, 14 de enero de 2013

roscón de reyes, este para desayunar!!

Ingredientes: 

Para la masa:

  • 450 g. de harina fuerte
  • 100 g. de azúcar
  • 150 g. de huevo (tres medianos)
  • 50 g.  de leche tibia 
  • 35 g. de levadura prensada o de panadero o fresca
  • 130 g.  de agua
  • 8 g. de sal
  • 120 g. de mantequilla en pomada
  • la ralladura de un limón y una naranja, solo la parte externa
  • 1 c.c. de agua de azahar
  • 70 g. de azúcar invertido

Para el adorno:

Elaboración para amasado a mano:

  1. Hacemos un volcán con la harina tamizada en la mesa de trabajo y vamos poniendo en el centro todos los ingredientes de la masa, menos el agua. La levadura yo la deshago con los dedos enharinados frotando bien para que no queden trozos grandes y así se distribuya bien por toda la masa. 
  2. Con dos dedos de una mano hacemos círculos en el centro, donde hemos colocado todos los ingredientes para que vayan cogiendo la harina y se mezclen poco a poco. No abráis el círculo mucho para que no se os desmorone y se caiga todo. Este primer proceso también se puede hacer en un cuenco o bol grande. Según se vayan incorporando todos los ingredientes, vais abriendo el círculo y cogiendo más harina, hasta que todo quede unido. Ir añadiendo en este punto agua poco a poco, según la que necesite. Esta masa de roscón es más blanda que la de la anterior publicación, por eso la miga final es muy blandita y esponjosa.
  3. Si esta primera parte la habéis hecho en un bol, es el momento de empezar a amasar sobre una mesa de trabajo enharinada. Vamos amasando y viendo la cantidad de agua que necesita. Dependerá de la fuerza de vuestra harina y de la intensidad de vuestro amañado. No tengáis la tentación de incorporar más harina, si acaso, al contrario, no echéis todo el agua. Este tipo de masa necesitan bastante amasado.
  4. Debemos obtener una bola bien empastada y que no se pegue a las manos.
  5. Cerramos bien nuestra bola en la parte de abajo y la tapamos. Debe doblar su volúmen. 
  6. Colocarlo cerca del radiador, sin corrientes, incluso os diría sin demasiado jaleo alrededor. Dependiendo de la temperatura externa tardará más o menos, pero calcular tres o cuatro horas mínimo. Lo ideal sería amasar por la noche, para volver a trabajar con la masa por la mañana, en este caso con mucha menos temperatura. Ahora en invierno el tendero es ideal. Con más calor en el frigorífico.
  7. Cuando haya doblado el volúmen debemos romper la fermentación con otro amasado, esta vez no tan intenso, enharinando la mesa de trabajo abundantemente si fuera necesario, para que no se pegue.
  8. Damos forma de roscón, introduciendo primero un dedo enharinado en el centro y abriendo con las dos manos hasta obtener el tamaño y la forma deseados
  9. Colocamos nuestra masa en la lata de hornear con doble papel vegetal y volvemos a cubrir con un paño hasta que vuelva a doblar el volúmen. Serán otras tres o cuatro horas, como mínimo, cerca del radiador.
  10. Una vez que tengamos nuestro roscón fermentado, lo pintamos con el huevo batido y lo decoramos a nuestro gusto.
  11. Lo cocemos a horno de 180-200º C. hasta que dore, que serán unos 15 minutos.

Nota: Este roscón tiene una miga espectacular, pero creo que es algo más insípido que el anterior, roscón de reyes I. Leva muy bien y la presencia es muy buena.
Otra nota: Podéis dividir la masa en varias por ciones, según el tamaño que queráis de roscón. Yo para esta masa hice dos pequeños y uno más grande. Pero aquí os dejo el enlace de los tamaños que publiqué al final de la receta del Roscón I: http://misbollosyotrascosas.blogspot.com.es/2013/01/rocon-de-reyes-o-para-la-merienda-de.html
Otra nota: este se lo dedico a Nicolás, por hacernos esperar...


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada