martes, 18 de diciembre de 2012

plum-cake de frutos secos con su glasa crujiente

Ingredientes:



  • 250 g. de mantequilla
  • 225-250 g. de azúcar
  • una pizca de sal
  • 5 huevos, unos 250 g.
  • 50 g. de frutas escarchadas
  • 50 ml. de ron negro o cognac
  • 150 g. de frutos y frutas secas, las que tengáis por casa: nueces, almendras, avellanas, uvas pasas, ciruelas ..
  • 300 g. de harina de repostería, o floja
  • 8 g. de impulsor químico, una cucharadita
  • 100g. de azúcar glass y 50-75 g. de frutos secas tostados o no,  picadas para la glasa



Elaboración:

  1. Poner las frutas secas, si son grandes, en trozos, a macerar en el licor elegido, incluso darle un golpe de microondas, unos 30 segundos, y dejar atemperar.
  2. Batir enérgicamente la mantequilla, en pomada, con el azúcar y la sal, hasta que esté muy blanquecina y esponjosa.
  3. Añadir los huevos de uno en uno, sin agregar el siguiente hasta que la mezcla lo haya absorbido por completo, sin dejar de batir.
  4. Añadir todos los frutos picados a groso modo, en picadora o mortero, o incluso con una puntilla, y las frutas maceradas, bien escurridas. Mezclar con espátula.
  5. Añadir la harina de golpe con la levadura y mezclar con la espátula, hasta que quede homogéneo.
  6. Preparar el molde de plum-cake, bien con papel absorbente o untándolo con mantequilla y espolvoreando con un poquito de harina, siempre retirando la harina sobrante. 
  7. Volcar nuestra masa, que como comprabaréis es bastante densa, pero con un buen aspecto increíble. Extenderla bien por todo el molde, para que quede uniforme.
  8. Hornear a horno de 175-180ºC., precalentado, durante al menos 45 minutos, pero ya sabéis, cuando haya subido totalmente, y esté muy doradito, podéis abrir la puerta y meter una brocheta o aguja, para comprobar que está hecho, es decir, que sale limpia. Suele abrirse una grieta en el centro.
  9. Mientras, con lo que nos ha sobrado de  licor  y el azúcar glass, con un tenedor, haremos una glasa, a la que añadiremos agua fría si fuera necesario. Debe quedar espesita porque una vez bien batida le añadiremos nuestros frutos secos, en este caso lleva almendras y avellanas troceadas , removemos bien.
  10. Sacamos el bizcocho y lo dejamos atemperar. Cuando lo podamos manejar, sin miedo a que se nos rompa, lo sacamos del molde, lo colocamos sobre una rejilla y le volcamos con cuidado nuestra glasa. Queda precioso si cae un poquito por las paredes. 

Nota: Este plum-cake lleva frutas escarchadas que he hecho yo misma. Cuando tenga preparada la entrada la subiré al blog para que veáis cómo se hacen. Es fácil, pero llevo diez días con el proceso!!!!
Otra nota: es un bizcocho pesado, y no es tan esponjoso como otros que ya he hecho, pero os garantizo, que el sabor es sorprendentemente bueno.
Otra más: por si no lo sabéis, el plum-cake o budin inglés, es un pastel de frutas escarchadas, frutos secos y licor. Desde luego hay miles de recetas, esta es la mía.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada