martes, 18 de diciembre de 2012

bollitos amarmolados, mantecados, con corazón de chocolate derrretido

Ingredientes:


  • 100 g. de manteca de cerdo derretida, pero fría
  • 250 g. de azúcar blanquilla
  • 100 g. de azúcar moreno
  • 375 g. de harina de repostería tamizada
  • 4 huevos
  • 1 sobre de impulsor químico, 16 g.
  • 50 g. de cacao en polvo, bien oscurito
  • 1 tableta de chocolate, al 35% de cacao, quizá no la usemos entera




Elaboración:

  1. Batir con varillas eléctrica, aunque ya sabéis que todas estas recetas las podemos hacer a mano siempre es más cómodo y rápido, los huevos con los azúcares, hasta conseguir que aumente el volúmen. En esta ocasión no blanqueará tanto porque le añadimos azúcar moreno.
  2. Añadimos la manteca y seguimos batiendo.
  3. Vamos añadiendo la harina con el impulsor. Y removemos con espátula, hasta que todo se mezcle perfectamente.
  4. Preparamos el molde que queramos utilizar, ya sabéis que yo utilizo para este tipo de bollitos, una flaneras de acero, que tienen una capacidad de 200 ml. de agua, y otros más pequeños de 100 ml., hasta el borde. Las medidas son de 6 cm. de alto con 9 cm. de diámetro, el más grande. Y de 4 cm. por 7 cm. de diámetro los más pequeños.
  5. Los untamos con un poquito de manteca y espolvoreamos, muy ligeramente con harina. Los rellenamos hasta la mitad con nuestro batido.
  6. Al resto del batido le incorporamos el cacao y lo mezclamos bien, hasta que veamos que el color es uniforme.
  7. Partimos la tableta de chocolate en onzas sencillas para los moldes pequeños y dobles para los más grandes. Introducimos una en cada flanerita, hasta el fondo, ya medio rellena del batido sin cacao. Si conseguimos que queden justo en el centro, de pie, quedará mucho mejor  cuando los desmoldemos.
  8. Terminamos de rellenar con la mezcla del batido con cacao. Veréis que éste es más espeso, pero es normal, además es muy cómodo para terminar de rellenar. 
  9. Todo este proceso de relleno lo podéis hacer con mangas pasteleras, una para el batido de huevo y otra para el de cacao. Yo lo hago a cucharadas grandes, pero debéis tener cuidado de no manchar los bordes de los moldes, porque se pueden quemar y la sensación al desmoldar no es muy agradable.
  10. Tendremos precalentado el horno a 180ºC. y meteremos los moldes, encima de la bandeja de latón, en dos tandas, primeros los grandes, yo puse seis, y cuando saquemos éstos, los pequeños, cuatro en mi caso.
  11. Deberán estar al menos 30-35 minutoslos grandes. Con estos bollitos tenéis que tener dos precauciones. Una que en cuanto empiece a oler todo muy rico, deberíais sacarlos, porque no queremos que el chocolate se queme. Y otra que no podemos pinchar en el centro para saber si están hechos, porque precisamente lo que queremos es que esté deshecho; en todo caso en un lateral, y con precaución. Fiaros de vuestra intuición y del olor tan agradable que se desprende por toda la cocina.
  12. Para los pequeños, más o menos en 20-25 minutos los tendréis.
  13. Sacarlos del horno, ponerlos encima de una rejilla, por ejemplo la del microondas, y dejarlos atemperar en los moldes. 
  14. Para desmoldar con facilidad meter una puntilla apretando contra la pared del molde, y girar alrededor. Salen perfectamente, con una forma muy bonita.



Nota: tomar templados, cuando el corazón de chocolate  esté tibio y deshecho.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada