lunes, 17 de diciembre de 2012

hojaldres nevados, rellenos de pasta de almendra y manzana caramelizada, con su estrella de navidad!!!!

Ingredientes:


  • 1 lámina de hojaldre congelada, atemperada
  • 50 g. de almendras machacadas en mortero
  • 25 g. de uvas pasas
  • 25 g. de azúcar glass
  • 25 g. de azúcar, más otros 25 g. para la gelatina de manzana
  • 1 manzana golden
  • 25 g. de mantequilla
  • 1 c.c. de esencia de azahar
  • azúcar glass para espolvorear
  • 1/2 vaso de agua, piel y pepitas de la manzana


Elaboración:


  1. Lo primero que tenemos que hacer es el relleno de los arbolitos, porque ha de estar frío para utilizarlo. 
  2. Así que machacamos, sin pulverizar, las almendras crudas y las tostamos junto con el azúcar glass en una sartén a fuego lento, justo hasta que el azúcar se deshaga. En ese momento añadimos el agua de azahar, removemos bien nuestra mezcla, ya fuera del fuego y apartamos.
  3. En otra sartén, ponemos la mantequilla y cuando empieza a derretirse le incorporamos la manzana, pelada y sin pepitas, cortada en cuadraditos pequeñitos y las uvas pasas. Lo dejamos hasta que veamos que la manzana empieza a ablandarse, y en ese momento añadiremos el azúcar. Le damos unas vueltas, para que todo se integre bien y lo volcamos encima de nuestra mezcla de almendra. 
  4. Lo volvemos a poner todo a fuego muy lento, porque no debe caramelizarse demasiado el azúcar. Simplemente que todo quede integrado. Reservar hasta que enfríe.
  5. Mientras, habremos puesto a cocer en un cacito, la piel y las pepitas de la manzana, con los otros 25 g. de azúcar y medio vasito de agua. Lo dejaremos hasta que veamos que queda gelatinoso, pero no os paséis, porque puede quedar demasiado duro. Si os pasara esto, simplemente añadir unas cucharaditas de agua y dejarlo simplemente hasta que empiece a hervir. Reservar hasta que enfríe.
  6. Cuando ya tengamos todo frío para poder  rellenar, empezaremos a trabajar con nuestra masa de hojaldre.
  7. En la encimera colocamos, una lámina de papel vegetal, el que utilicéis para el horno. Si no tenéis podéis espolvorear un poco de harina, pero yo prefiero no añadirle más y por eso utilizo ese truquillo.
  8. Empezamos a estirar el hojaldre, desde el centro hacia los estremos, teniendo el máximo cuidado de no machachar lo bordes, incluso de no llegar a ellos. Debe quedar muy fina, de unos 3 mm. de grosor, en toda la lámina, menos en los bordes.
  9. Con vuestro cortapastas, yo en esta ocasión he utilizado pinitos navideños, vais cortando, siempre calculando que necesitáis dos para cada arbolito. Colocar la mitad en una bandeja de horno, si es de latón mejor, con otra lámina de papel vegetal. El número de figuras dependerá del tamaño de vuestro cortapastas, pero intentar aprovechar bien los huecos.
  10. Ahora iremos poniendo encima nuestro riquísimo relleno de almendras y manzana, siempre con cuidado de ir dejando los bordes libres.
  11. Cuando tengáis la mitad de las figuras rellenas, vais cogiendo la otra mitad una a una, la estiráis un poquito y vaís  mojando el contorno con la yema de un dedo, o con pincel si os apañáis bien, con agua. La colocáis con cuidado encima y presionáis pero nunca en el borde, debéis tener la precaución de con la yema de los dedos, ir presionando unos milímetros en el interior. Si machacamos los bordes el hojaldre no subirá, no laminará como debe.  Quedará igual de rico, pero no tan bonito, y por algo estamos utilizando hojaldre.
  12. Cuando ya tengáis cubiertas todas vuestras figuras y como ya habremos tenido la precaución de tener el horno caliente, a unos 200ºC., con un pincel pintaremos, con nuestra gelatina de manzana, sin llegar al borde. Si se nos mojaran mucho los bordes, se pegarían las láminas y tampoco hojaldraría bien.
  13. Metemos, por fin, nuestro arbolitos en el horno, y los tendremos, al menos 15 minutos, pero siempre con precaución, debéis conocer vuestro horno y si no no le perdáis ojo, sentaros a tomar un café en la cocina, no os despistéis. Cuando tenga aspecto de estar hecho, estará. Una comprobación muy sencilla, es coger una figura y darle la vuelta, si la parte que pega a la placa está dorada, ya está. 
  14. Sacarlas del horno, y dejar enfriar totalmente en rejilla.
  15. Espolvorear con abundante azúcar glass.


Nota: la estrella la he hecho con los restos de la lámina de hojaldre, simplemente cortando, sin presionar haciendo tiritas, totalmente desiguales y enrrollándolas sobre sí mismas. Tengo un cortapastas en forma de estrella, precioso, y me pareció que rellenándo bien, quedaría muy bonito.
Otra nota: feliz navidad!!!!

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada