lunes, 19 de noviembre de 2012

desayunando bollito de naranja y un zumo

Ingredientes:


  • 1 vaso de 200 ml. de zumo de naranja recién exprimido y colado
  • la ralladura de una naranja, solo la parte externa, cuidado con el blanco porque amarga
  • 6 huevos medios
  • 400 g. de harina
  • 300 g. azúcar
  • un sobre o 16 g. de impulsor (llamada normalmente levadura química)
  • 100 g. de manteca de cerdo y 100 g. de mantequilla





 Elaboración:

  1. Batimos los huevos con el azúcar hasta que doble el volúmen y quede una mezcla blanquecina, con varillas a mano o eléctricas.
  2. Mientras, deshacemos en el microondas o al baño maría la manteca junto con la mantequilla. No debe estar caliente, simplemente muy blando.
  3. Añadimos a la mezcla el zumo de naranja y la ralladura y mezclamos bien. 
  4. A continuación vamos incorporando la grasas derretidas, es decir la mantequilla y la manteca, pero sin que estén calientes y una pizca de sal.
  5. Tamizamos la harina con el impulsor y lo vamos añadiendo a la mezcla batida con espátula, de abajo hacia arriba.
  6. Engrasar un molde y poner un poco de harina, volcando el exceso, o cubrir la base y las paredes con papel vegetal. Si vuestro molde es de silicona no hace falta, pero para este tipo de bizcocho no me gustan, porque tienden a abrirse y no quedan tan bonitos. Yo en este caso he utilizado uno de metal rectangular de 35x24 cm., para poder cortarlo a mi gusto.
  7. Meter a horno precalentado de 180ºC, al menos durante 45 minutos. Pero ya sabéis, ir comprobando pinchando en el centro, siempre que el bizcocho haya subido y tenga color en la superficie, porque si abrís la puerta antes, se bajará. No abráis la puerta del horno al menos durante la primera media hora.
Nota: Es delicioso para desayunar, mojado en leche con cacao, o partido y relleno de mermelada casera de naranja. Queda muy jugoso, y la corteza crujiente, además bien tapado os durará varios días en muy buenas condiciones.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada