viernes, 3 de abril de 2015

torrijas de leche y canela (milk and cinnamon torrijas)

Ingredientes:


  • una barra de pan 
  • leche, la que necesitemos
  • azúcar, ir probando la leche hasta que esté a vuestro gusto
  • dos ramitas de canela
  • canela en polvo
  • azúcar
  • huevos, los que necesitemos
  • aceite de oliva
  • aceite de girasol


Elaboración:

Hoy quería contaros una pequeña historia personal. Cuando yo era pequeña, ufff, las torrijas se hacían con pan duro, pero no porque fuéramos pobres, que también, si no porque sencillamente las torrijas se hacen con pan duro. Este postre es de aprovechamiento, como tantos otros dulces típicos españoles, bueno del mundo mundial. Aunque no se sabe muy bien cuáles fueron sus orígenes como ahora las conocemos, sí sabemos de un dulce elaborado con pan duro y frito en el siglo XV, ya ha llovido un poco. Por qué se hacen en esta época de año, pues parece sencilla la explicación, el pan se hacía para todo el invierno y después de una época de restricción de carne, debido a su prohibición católica, se empezó a elaborar con leche, azúcar y huevos un postre nutritivo que ha llegado y triunfado en nuestros días. Ahora se elaboran panes enriquecidos, que por supuesto están muy ricos, pero que yo considero totalmente innecesarios, y que además creo que desvirtúan el sabor auténtico de la torrija. Claro que debe estar blandita y suave, pero no debe deshacerse, creo que debe notarse la corteza del pan, que es lo que le da consistencia y no deja que se nos deshaga en la elaboración. En la actualidad se hacen incluso de pan de molde, sinceramente no me gustan. Por eso he tardado tres años en hacer este postre que en mi casa podrían comer todo el año, pero que yo hago una vez o ninguna.
Es un postre sencillo, cortar pan, mojarlo en leche dulce, pasarlo por huevo y freir, pero la cocina hay que recogerla. Lo reconozco hago mucha pereza y las de mi madre son las mejores del mundo. 




Dejamos que el pan endurezca y seque al menos un día. Yo como he hecho mi propio pan, lo he guardado dos días en una bolsa de plástico para conseguir que la corteza estuviera más blandita, y así ha sido.
Lo primero que debemos hacer es hervir la leche con dos ramitas de canela y la corteza, sólo la parte amarilla, de medio limón. Cuando rompe a hervir añadimos azúcar según nuestro gusto personal, yo simplemente voy probando hasta que considero que está lo suficientemente dulce pero no mucho, daros cuenta que luego las rebozaremos por una mezcla de azúcar y canela y podrían estar demasiado dulces. Dejar que hierva un par de minutos, removiendo para que no se pegue y tapar para que absorba bien los aromas. Cuando esté templada pero todavía algo caliente empezamos a trabajar. Acordaros de colar la leche para eliminar cualquier resto. 
Cortar el pan en rebanadas de unos dos centímetros. Por supuesto es un poco al gusto de cada uno, pero con este tipo de pan podrían ser algo más finas, no más gruesas porque quedarían algo groseras, creo. 
Preparar una sartén grande con aceite abundante, el suficiente para que sólo sobresalga la parte de arriba de las torrijas. Calentar. Por cierto, quería explicaros esto del aceite. En mi casa siempre se ha utilizado de oliva, pero realmente se utiliza mucho aceite y además hay gente a la que le resulta un poco fuerte, por eso lo de mezclar con girasol, aunque yo he utilizado como una cuarta parte más o menos.
Batir los huevos, muy bien batidos en un bol grande.



Preparar azúcar y canela en otro recipiente, un plato es ideal, para el rebozado.
Mojar las rebanadas en la leche hasta que estén blanditas, por los dos lados. Este pan es magnífico, no se deshace, asi que muy mojadas. Pasarlas por el huevo, por ambos lados y freir. Esto es una "gran fritura" por la cantidad de aceite que usamos, pero no le pongáis mucha temperatura para que adquieran un color dorado, precioso, poco a poco. Darles la vuelta y repetir la operación. Ir subiendo y bajando el fuego según necesitéis.
Dejar escurrir sobre papel de cocina y antes de que pierdan mucho calor pasarlas por el azúcar y la canela. Colocar en un recipiente rectangular, yo las guardo en uno de plástico con tapa para que no pierdan humedad y así además se guardan en el frigorífico varios días. Si duran.
En este punto hay varias variantes, por ejemplo mi madre les hace un almíbar y las moja antes de guardarlas bien cerraditas. Yo lo que hago, es que como siempre sobra algo de leche aromatizada y dulce añado un poco mojando bien todas las torrijas y así consigo que el fondo siempre esté húmedo con unos milímetros de leche. Les voy dando la vuelta para que no se sequen. 




Nota: Una exquisitez al alcance de cualquiera.
Otra nota: Las he probado con pan integral, azúcar moreno, miel, vino, con especies, rellenas de cremas, en fin hoy en día hay toda una variedad, muy ricas por cierto. Pero las de mi madre las mejores.
Y otra más: aunque las palabras pan os llevan directamente a mi entrada donde explico la receta del pan de estas torrijas, os lo dejo aquí para que os sea más fácil y rápido.
http://misbollosyotrascosas.blogspot.com.es/2015/04/pan-de-torrijas-bread-to-make-torrijas.html




Versión en inglés:
Ingredients: a loaf of bread, milk we need, sugar, milk keep trying until it is to your liking, two sticks of cinnamon, cinnamon and sugar, eggs which need, olive oil, sunflower oil
Elaboration: Today I wanted to tell you a little personal history. When I was little, phew, the toast is made with stale bread, but not because we were poor, too, but because simply the toast is made with stale bread. This dessert is in use, like many other typical Spanish sweet, well the whole world. Although not really know what were its origins as we now know, we do know of a confection hard and croutons in the fifteenth century, and it rained a little. Why do this time of year, it seems simple explanation, the bread was made for the winter and after a time restriction of meat, due to his Catholic ban, began to develop with milk, sugar and eggs a nutritious dessert that has come and triumphed today. Now enriched breads, which of course are very rich are made, but I consider totally unnecessary, and also believe that distort the authentic taste of toast. Course should be soft and smooth, but should not get, I think it should be noted the crust, which is what gives consistency and does not let us dispose in processing. Currently become even bread honestly do not like. So I've taken three years to make this dessert in my house could eat all year, but I do once or not.
It is a simple dessert, cut bread, dip it in sweet milk, egg and fry pass by, but the kitchen has to be collected. I admit I too lazy and my mother are the best in the world.
We let harden and dry bread one day. I like've made my own bread, I have kept two days in a plastic bag to get the crust was more squishy, ​​and has been. The first thing to do is boil the milk with two cinnamon sticks and bark, only the yellow part of half a lemon. When it breaks to boil we add sugar according to our personal taste, I'm just trying until you consider is sweet enough but not much, then give that rebozaremos a mixture of sugar and cinnamon and might be too sweet. Boil a couple of minutes, stirring to prevent sticking and cover to absorb flavors well. When warm but still something hot started working. Casting Acordaros milk to remove any remaining.
Cut the bread into slices about an inch. Of course it's a little taste of each, but with this kind of bread could be somewhat thinner, not thicker because it would be something rude, I think. Prepare a large pan with plenty of oil, enough for only protrude the top of the toast. Warm Up. By the way, I wanted to explain this oil. In my home has always used olive, but really much oil is used and there are people who find it a bit strong, so I mix with sunflower, although I have used as a quarter or so.
Beat eggs, well beaten in a large bowl. Prepare sugar and cinnamon in another bowl, a bowl is ideal for the batter. Dip the slices in milk until soft, on both sides. This bread is great, it does not break, so very wet. Roll in egg, and fry on both sides. This is a "big fry" for the amount of oil we use, but do not do them much temperature to acquire a golden color, lovely, little by little. Turn over and repeat. Go up and down the fire according to need. Drain on paper towels and before they lose a lot of heat roll in sugar and cinnamon. Place in a rectangular container, I keep one with cover to avoid losing moisture and thus also stored in the refrigerator for several days. If last. At this point there are several variants, for example my mother makes them a syrup and wet before putting well cerraditas. What I do, is that as always spare some sweet flavored milk add a little wetting well all the pancake and get to the bottom is always wet with a few millimeters of milk. I'm turning to prevent drying.
Note: A delicacy to everyone.

Another note: The've tried with wholemeal bread, brown sugar, honey, wine, species, filled with creams, finally today there are a variety, very rich indeed. But my mother the best.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada