jueves, 29 de noviembre de 2012

galletas crujientes de cacao, con mucho ... mucho chocolate

Ingredientes:


  • 250 g. de harina de todo uso
  • 100 g. de mantequilla en pomada
  • 1 huevo
  • 2 c.s. de cacao en polvo, si es amago, mejor
  • 150 g. de chocolate, con el tanto por ciento que más os guste, yo las he hecho con el 35% 
  • 1 c.s. de esencia de vainilla, o de azúcar avainillado, restándole la cantidad del azúcar total
  • 200 g. de azúcar
  • 1 c.c. de impulsor, o levadura química



Elaboración:

  1. Batimos enérgicamente con varilla la mantequilla, ya blandita, con el azúcar, hasta que blanquee y quede una masa fina y bien homogénea. 
  2. Incorporamos el huevos y seguimos batiendo con fuerza.
  3. Vamos añadiendo la harina tamizada, junto el impulsor, trabajando con espátula, hasta conseguir que todo quede bien unido.
  4. Incorporamos el cacao en polvo y seguimos trabajando la mezcla.
  5. Por último añadimos el chocolate picado groseramente, o bien en pepitas, hasta conseguir que una con nuestra masa. 
  6. Dejar reposar en la nevera, al menos una hora envuelto en film.
  7. Cuando haya pasado ese tiempo, estiramos con rodillo, aunque no hace falta que tiréis toda la masa sobre, se puede ir haciendo por montoncitos. Este tipo de masa, con tanta grasa, normalmente hay que tirarla sobre la encimera con harina, porque de otra forma se nos pegaría. Yo lo hago sobre film, o sobre papel sulfurizado, porque no quiero que mis galletas tengan harina y queden blanquecinas. 
  8. Y por último vamos cortando con nuestros cortapastas, o simplemente con la boca de algún vaso, con un grosor de un centímetro más o menos.
  9. Las colocáis en la bandeja de horno, si es tipo lata, mejor, porque no se recuece la parte interna, sobre papel sulfurizado. Para este tipo de galletas no utilicéis tipo silpad, porque se reblandecen, por lo menos a mí no me gusta.
  10. Dejarlas reposar, al menos otra hora a temperatura ambiente, sin tapar. Os da para dos bandejas de horno, con cortapastas pequeño-mediano. Tener la precaución de dejar espacio entre ellas, aunque no aumentan mucho, podrían pegarse.
  11. Tendremos encendido nuestro horno a 180ºC. y pasada la hora de reposo, las metemos y en unos 10 minutos tenemos nuestras super-crujientes galletas preparadas. Sacarlas inmediatamente de la lata, y dejar enfriar sobre rejilla.




Nota: Son crujientes y supersabrosas, especiales para los megachocolateros.
Otra nota: con esta misma receta, sin el cacao, sin los tiempos de reposo, y dándoles forma redondeada en los huecos de las palmas de la mano en forma de bola, conseguís una masa más blandita, que no cruje, especialmente indicada para mojar en la leche.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada